Logo Simplicity

Blog

Decilo con un dulce

Regalar un chocolate, un alfajor o unos caramelos habla del mensaje y de vos. ¡Todo se puede decir con golosinas! Aprovechá los descuentos en Simplicity y regalá dulzura.

Barra de chocolate negro con almendras y doble cobertura dulce.

Un amor súper establecido que celebra un aniversario de más de dos dígitos o un presente para alguien que te ayudó a resolver un trámite que sola no podías. El chocolate elegante y sofisticado habla de respeto y edad. Es un símbolo sofisticado para un amor maduro de pareja o una verdadera ofrenda de agradecimiento.

Chocolate relleno de dulce de leche y galletas bañadas en chocolate.

Este es un amor incipiente, un noviazgo que está en plena etapa de enamoramiento. Una sobredosis de amor, azúcar y dulzura: joven, alocado y emocionante. De telenovela de verano, pero ahora en invierno. Si fuera enero sería un helado frente al río, en un parque, de vacaciones, pero en invierno es un chocolate plantado de sorpresa en el bolsillo del camperón de tu pareja, en la cama el domingo al mediodía o entre los almohadones en la tarde del sábado.

Alfajor tripe de chocolate con una capa de dulce de leche y otra de crema.

Es tu amigo, es tu mejor amigo y lo querés mucho. Sabés que llega a tu casa después de trabajar, que tiene un viaje largo y querés levantarle la energía con un detalle que le guste mucho. Un alfajor nunca fallo en la demostración de amor fraternal. Solo los grandes amigos saben qué alfajor es el preferido del otro. También es un gran regalo para el compañero de trabajo que está por cumplir años en la empresa. ¡Hay que festejar la amistad!

Alfajor de maicena.

El clásico regalo de la abuela al abuelo. El secreto mejor guardado es que ningún otro alfajor tiene tanto dulce de leche como el de maicena y eso la abuela lo sabe. Es liviano en textura, se deshace en la boca, y tiene un centímetro del más rico de los dulces.

Bocadito de dulce de leche.

Esta vez la abuela piensa en los nietos. No es demasiado chocolate para que la mamá no se enoje pero es un poquito para darle un gustito a los chicos. También es un primer acercamiento válido a ese que te gusta. ¿Quién no se encontró de sorpresa un bocadito en el teclado de la oficina o en el cajón? El coqueteo siempre comienza con algo de chocolate.

Caramelos.

En todos los grupos de amigas hay una que es la más golosa y tiene llenos los bolsillos de caramelos. Regala, comparte, da lo que más le gusta para que todas disfrutemos de lo mismo que ella, que sintamos su amor por el caramelo. La amante de los masticables de la niñez o de los rellenos de dulce de leche, café o manteca sabe que los caramelos fueron hechos para ser compartidos.

Ver más artículos

¡Mantenete informada de todas nuestras novedades!

Enviar